Documento completo

Cuerpo del documento

El Territorio

Deja tu comentario

Logo del Territorio

De qué hablo cuando hablo de correr – Haruki Murakami

Literatura - 2013-07-02 17:28:06

Hay algunos libros que nos llegan a las manos en un momento muy preciso de la vida; para mí, este es uno de ellos. Mi reciente entrada en el mundo de las carreras – primero por medio de eventos a campo traviesa como el Reto Vikingo y las Espartanas y después con el medio maratón del día del padre – me han dado una visión ligeramente diferente de lo que implica enfocarse en un objetivo a largo plazo y hacer todo lo posible por alcanzarlo. En cierto modo, ese es justamente el espíritu de este libro de Murakami.

Más que un texto enfocado a animar a sus lectores para que incursionen en el desgastante pero satisfactorio deporte de las carreras de larga distancia, lleva a cabo una breve introspección hacia el paralelismo que encontró entre su vida como novelista y su inicio en esta actividad. Así, usando como hilo conductor sus primeros entrenamientos, su recorrido en Grecia de los 42195 metros que separan a Atenas de la ciudad de Maratón, por lo cual se le dio el nombre a este evento, sus siguientes carreras alrededor del mundo, un ultramaratón de 100km en Japón y el paso a los triatlones, Murakami narra cómo transformó su existencia como dueño de un bar a dedicarse de tiempo completo al arte de escribir novelas y sus subsecuentes éxitos literarios, poniendo a ambas como dos historias que, más allá de entretejerse, se complementan para hacer a la persona que es hoy.

Además del aspecto autobiográfico, este libro también se presenta como diario íntimo o, más bien, como bitácora de corredor, pues lo fue escribiendo conforme se preparaba para participar en el maratón de Nueva York de 2005, después de un periodo en el que había enfocado su interés principal en los triatlones. Así, narra sus avances progresivos, sus logros y sus tropiezos, mientras hace malabares con su yo corredor pasado y su yo novelista.

A pesar de la relativa veracidad del punto de vista de uno de los personajes de Dan Simmons en Hyperion, quien dice que: “La creencia en la identidad propia en tanto que poeta o escritor previa a la ácida prueba de la publicación es tan infantil e inofensiva como la creencia juvenil en la inmortalidad de uno mismo”, siento una relación personal con este libro. Al recorrer la historia de Murakami, percibo cercana una pared interdimensional que me separa del universo paralelo en el que ya publiqué mi única novela terminada así como varias más al mismo tiempo que recorrí decenas de kilómetros, paso a paso, hacia diversas líneas de meta. Casi podría tocar y atravesar esa pared.